Julián Martín & Slow Food, una pareja inseparable

En Julián Martín tuvimos el placer de recibir hace un tiempo a un grupo de estudiantes de la Universidad de Turín simpatizantes y parte del movimiento Slow Food (Comida Lenta), que nació en Italia en 1986 como respuesta a la globalización de la gastronomía que las grandes cadenas multinacionales extienden por todo el mundo.
Nos visitaron con especial interés pues uno de los grandes objetivos del movimiento Slow Food es conocer y contribuir a la conservación de aquellos alimentos que, como toda la gama de Ibéricos de Julián Martín, son característicos de una zona geográfica y se producen mediante métodos tradicionales.

Por eso, la visita a nuestra fábrica a través de JAMONTURISMO® les resultó apasionante. Raza ibérica, dehesa, alimentación natural, método tradicional,… todo lo que rodea al Mundo Ibérico Julián Martín respira Slow Food por los cuatro costados.

El movimiento Slow Food cuenta en la actualidad con más de 150.000 miembros en 150 países dedicados a la difusión de esta nueva filosofía que combina placer y conocimiento. Opera en todos los continentes por la salvaguarda de las tradiciones gastronómicas regionales.

Slow Food organiza también algunas de las más importantes ferias dedicadas a la alimentación, entre las que destacan el «Salón del Gusto», en el Lingotto de Turín (en años pares), “Slowfish”, en Génova, y «Cheese», en Bra (en años impares).

La universidad de ciencias gastronómicas en Pollenzo (provincia de Cuneo) y Colorno (provincia de Parma) ha sido fundada por Slow Food, en colaboración con las regiones del Piamonte y Emilia-Romaña.

El proyecto más importante llevado a cabo por Slow Food es el «Arca del Gusto»: un censo de productos alimenticios locales amenazados de extinción.

Si no tienes prisa, te recomendamos un paseo tranquilo por su web. Un recorrido por una iniciativa que seguro te apasionará 😉